Amigos de Odisha Fomentamos el desarrollo en Odisha, India

Adaptación para la puesta en marcha de un proyecto

Publicado el 23 June de 2022 en Experiencias | Noticias | Odisha | Proyectos | 4 comentarios

Os comparto una reflexión sobre lo necesario de la Adaptación para la puesta en marcha de un proyecto.

Partimos de la base de que cada proyecto en Pasara se discute con Sovasini mediante conversaciones Whatsapp, cuando no les falta la luz, o internet, o ambas, con la dificultad de un idioma intermedio, el inglés, poco dominado por ambas partes, y la tremenda barrera cultural y diferencia de pensamiento.

Primera propuesta

No era la primera vez que hablábamos con Sovasini del tema “compresas” sin mucho éxito, los tabúes locales no ayudaban a abordarlo.

Pero a principios de 2021 volví a la carga con el tema, a la vista de que ya había una cantidad de Rupias apreciable en el fondo de microcréditos, cantidades que se iban devolviendo aún del proyecto que finalizó en 2019-2020.

¿Quizás un grupo de mujeres podrían iniciar un negocio para fabricarlas? Sovasini estaría al frente. Así mataríamos tres pájaros de un tiro. siempre pensando en la promoción de la mujer local: por una parte mejorar su higiene y salud, por otra, seguir desarrollando el emprendimiento femenino en la zona, y, por fin, permitir a Sovasini tener una fuente de ingresos extra que pudiera asegurar su futuro.

Sovasini quedaba pendiente de

  • Buscar información de posibles formas de producción,
  • Hacer un estudio de mercado
  • Tantear a grupos de mujeres interesadas.

Ninguna de las tres actividades eran inmediatas. El contacto con distribuidores de máquinas para fabricar compresas debía hacerse en la capital o alguna ciudad grande. Hubo que esperar el momento de menor trabajo en los programas de Pasara, evitar festividades y celebraciones en Odisha, para hacer una escapada.

Mientras tanto, sorteando igualmente infinitos obstáculos como restricciones, fiestas, época de cosecha, problemas de salud o personales, …se va perfilando la realidad: las mujeres no están interesadas en usar compresas (aun en el grupo de instructoras, supuestamente mejor formadas y que probablemente las usaron en el instituto, de 42 solo dos las usaban ahora), ni, por supuesto en fabricarlas.

A cambio, había grupos de mujeres que proponían abrir una panadería, otros fabricar chanclas,  no conseguían ponerse de acuerdo, pero lo que estaba claro es que la promoción del uso de compresas debería quedar como un programa de sensibilización interno de la ONG. Quedaba pues paralizada la producción dejando quizás solo la propuesta de distribución.

Sensibilización y distribución

También para ello hubo sus problemas. El Pharmacist, hombre y soltero, no podía hablar del tema con las mujeres, tampoco sería conveniente que las distribuyeran otros hombres del staff. Quedaba en las manos de Sovasini y la enfermera, después de meses de discusión.

Durante casi un año se ha centrado el programa en las instructoras, charlas, sensibilización y Sovasini comprando paquetes de compresas  a distribuidores del Distrito. Para que vayan probando, ella paga el transporte y las vende a precio de coste.

Hasta llegamos a hacer un estudio económico del gasto mensual de cada mujer, perfectamente asumible al menos por las instructoras, quienes, por otra parte, decían estar dispuestas a probar si se les repartían de forma gratuita, algo no incluido en nuestra propuesta.

Si con las instructoras cuesta tanto, seguro que va a ser una tarea larga, venciendo muchos tabúes, ancestrales creencias de impureza y de apartar a la mujer en esos días, y haciendo entender los riesgos de infecciones por un incontrolado y poco higiénico uso de cualquier tela, lavada siempre a escondidas. Pero seguiremos insistiendo e intentando establecer un programa continuado.

Pero sigamos con nuestro plan de negocio. Muchos grupos y casi tantas ideas de qué hacer, como mujeres que los componen. Sovasini no sabía como centrar el tema, así que se nos ocurrió que buscara un grupo de mujeres instructoras o familiares de instructoras que, junto con ella, se pusieran de acuerdo en una actividad.

Por fin seis mujeres decidieron, a principios de diciembre /21 formar el grupo e iniciar la producción de “puff rice” -arroz inflado, al parecer muy apreciado y consumido en la zona.

Ya encaminadas, Sovasini era la encargada de contactar con los que vendían las máquinas y conseguir las mejores condiciones. Sabiendo ese coste fijo y la estimación de posibles costes de materiales, volumen de producción y posibles precios de venta hicimos un estudio económico de viabilidad. Y digo “posibles “ porque hablando con personas de India nada es seguro. Es que depende…de quien lo vende o lo compra, de la calidad conseguida, del momento del año,…bien, intentemos estimar precios medios, aproximados, así lo hicimos y el negocio parecía seguro. Adelante pues. Y ya estábamos en febrero.

Mientras tanto, una de las mujeres se casó y se fue a vivir fuera, ya no podía formar parte del grupo. A cambio se añadió otra nueva.

Se establecieron unas condiciones para el grupo, cada una debía aportar una cantidad inicial (unos 120€), y entre lo que había recogido de microcréditos y una parte que aportó AdO, se les prestaban unos 2.400€. No se podían pedir intereses, pero si la devolución del préstamo calculando el tiempo en función de una cantidad mensual, estimada en el estudio económico.

Ese dinero devuelto, en función de cómo evolucione esta experiencia, o bien se guarda para futuros préstamos o se utiliza en los programas comunes de educación o salud.

Todas estuvieron de acuerdo, y también SMSS ya que decidieron colocar la máquina en uno de los edificios existentes en el “old campus” en Pasara . Entre las condiciones, debían de pagar la luz consumida y un pequeño alquiler del edificio durante el tiempo que durará el préstamo.

Algunos obstáculos

Se confirmó la máquina que se iba a instalar, se adelantó una cantidad, y todo hacía suponer que en mayo comenzarían a trabajar. Pero surgieron nuevos problemas. Detallaré algunos de ellos

  • La máquina no acababa de llegar, que si era fiesta, que si amenazaban con un ciclón,… hasta que por fin la descargaron en el lugar previsto.
  • Pero entonces, el distribuidor les dice que no podía instalarse en una habitación cerrada. Había que preparar un cobertizo y deprisa y corriendo (para lo que es India), lo prepararon con un mínimo de inversión (no prevista).
  • Viendo las fotos, pensé en las lluvias torrenciales que caen durante el monzon y aún le comenté a Sovasini si no ponían alguna protección hasta cierta altura del suelo. El caso es que, justo el día que la instalaron y empezaron con las pruebas, hubo un pequeño ciclón, con fuertes lluvias y vientos que les obligó a hacerlo.
  • Llegó el día de la prueba, cuando además fue el técnico que debía enseñarles cómo funcionaba y los materiales que necesitaban (arroz, sal y arena!). Y cuando pregunté a Sovasini, 4 mujeres del grupo no habían acudido, una tenía una boda, otra un familiar enfermo y las otras tenían que ir al campo. La verdad es que no nos (bueno no “me”) dio buena impresión.
  • En la prueba, con gasoil, el motor emitía una gran cantidad de humo apestoso, que produjo alergia a Sovasini e incluso al Pharmacist que estaba presente.
  • Se hacen conscientes de que el coste de la luz puede ser muy alto, cuando la máquina trabaje con electricidad. Sucede que en el centro de Pasara la línea es comercial, mientras que en las casas de la mayoría de las componentes del grupo, en la localidad cercana de Chakapad, tienen un coste muy reducido, el asignado a las personas BPL (bajo el umbral de la pobreza).
  • Por el problema de alergia Sovasini no podía trabajar en producción, y el resto de trabajadoras, menos una, vivían todas en el mismo pueblo, Chakapad.
  • Estas dos ultimas realidades, fueron el desencadenante de que la mayoría decidiera que mejor trasladar la máquina a Chakapad. Así que buscaron un sitio, le hicieron un cobertizo y allí que fue la máquina. Así reducían los costes de luz, de alquiler y de transporte. Solo Sovasini tendría que trasladarse porque, al menos mientras dure el préstamo, ella va a hacerse cargo de las cuentas, ingresos y gastos del negocio.
  • Han debido buscar otra persona para entrenar porque el que ya vino les cobraba muy caro si volvía.
  • Parece que está aumentando la oferta de este producto traída por productores de fuera
  • Los cortes de luz son continuos en la zona y el gasoil sube de precio.
  • Sovasini, que ha trabajado durante más de diez años llevando el programa de microcréditos para que tanta gente tuviera éxito, sin que ella recibiera ni una Rupia, no acaba de sentirse cómoda obteniendo algún beneficio en este caso.
Conclusiones

En fin, estamos ya a finales de junio y a punto de empezar la producción. Se ha pagado la máquina y reservado material para empezar a trabajar en cuanto terminen la formación…y las fiestas.

Ha sido un proceso largo y de adaptación a las circunstancias, a la mentalidad local, a las fiestas, a la climatología…, intentando superar las particularidades de una zona tan apartada,  pero, a pesar de todo, seguro que será un éxito.

Tengo que decir que tanto Sovasini como yo estamos (casi) acostumbradas, algo así ha sido el trabajo de cooperación para el desarrollo en la zona tribal a lo largo de  más de veinte años.

Creo que es importante que los que hacéis posible que AdO ayude a tanta gente en Odisha, conozcáis el día a día de nuestro trabajo allí, y de qué forma tan distinta a lo que estamos acostumbrados aquí, los proyecto y los programas se gestan, funcionan y se consolidan.

Esta ha sido una pequeña muestra de la adaptación necesaria y de lo que puede durar la puesta en marcha de algo nuevo, en este caso un año y medio más infinitos mensajes durante el proceso…. Y MUCHA PACIENCIA!!!


Publicación escrita por: Esther Millán



4 responses to “Adaptación para la puesta en marcha de un proyecto”

  1. Marta says:

    Gracias por ponernos al día. Hay que conocer cómo funcionan allí para entender (eso intentamos aunque es difícil) las realidades tan diferentes a las nuestras…

  2. Leticia says:

    Parece increíble y desesperante, a la vez que bonito por no tirar la toalla! Mucho éxito para el nuevo proyecto que seguro que va genial, aunque sólo sea por todo el esfuerzo invertido

  3. Beatriz Zamorano says:

    Nunca dejará de sorprenderme el funcionamiento de las cosas allí. Y sigo pensando que Sovasini merece el más grande de los aplausos, por seguir al frente de tantas iniciativas, tan dispersas y a menudo tan difíciles de sacar adelante. Ni que decir tiene que la perseverancia de Esther desde aquí, es tan grande como la de Sovasini allí. ¡Menudo par!
    Y desde luego nos va muy bien conocer una parte del complejo proceso que requiere poner en marcha un proyecto en Odisha. Difícil valorarlo si no se está muy cerca. Enhorabuena por haber conseguido llegar al menos a la puesta en marcha. Veremos cómo funciona y esperamos que sea exitoso.

  4. Cristina Ayllón says:

    Gracias a Esther y Sovasini por tanto trabajo. Sois fantásticas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



Últimas publicaciones del blog

En el blog de Amigos de Odisha podrás estar al día tanto de las actividades y eventos que desarrollamos en España como de los proyectos que vamos llevando a cabo en Odisha (India).

Ir al blog

Ms Sovasini 6

Os presentamos hoy otra entrega, Ms Sovasini 6.

6) Etapa intermedia y Cómo llegué a SMSS

Aún me uní a otra ONG por solicitud de un...

Algunas reflexiones

Me pidió la compañera de otra ONG mi opinión sobre las “dificultades para implementar proyectos en India”, y estas son algunas reflexiones que escribí...

Lotería 2022 de Amigos de Odisha

Lotería 2022 de Amigos de Odisha.

Ya tenemos en marcha la campaña de  lotería solidaria para el sorteo del 22 de diciembre 2022.

Ya sabéis que...