Amigos de Odisha Fomentamos el desarrollo en Odisha, India

Impresiones sobre el terreno

Publicado el 23 January de 2020 en Actividades | Odisha | Proyectos | Viajes | No hay comentarios

De María Bernad, que estuvo en Odisha en 2018. Gracias María por compartirlo.

“India, ese país que al podríamos llamar perfectamente continente. Ese lugar tan lleno de vida, de movimiento y de contrastes, tan profundo y diferente que a veces puede resultar difícil de comprender y que siempre resulta fascinante.”

Recorrido

Para mí, era territorio desconocido hasta el verano de 2018, hasta que durante dos meses me pude sumergir en una pequeña parte de él, en el estado de Odisha.

Descubrir este rincón de la India de la mano de Amigos de Odisha y de SMSS reunía todos los ingredientes que buscaba: mantener un contacto cercano con sus gentes, compartir momentos de la vida diaria, disponer del tiempo y el espacio para observar y aprender de ellos, así como participar en los proyectos de cooperación que allí tienen en marcha.

Mi primera y última parada fue en Bhubaneswar, en la capital del estado de Odisha. Empezar y terminar tu
estancia en el mismo lugar te permite ser consciente de todo lo que has aprendido y de lo que has cambiado a loNiños Bbswr
largo del camino. De repente, te das cuenta de que entiendes muchas más cosas, ves todo de otra forma, cambia la perspectiva y puedes hablar con quienes antes solamente podías comunicarte por gestos.
Es aquí donde se encuentra el centro de acogida de niños y niñas huérfanos, que participan en el programa de apadrinamiento de Amigos de Odisha. Antes de cruzar el umbral de la entrada ya se oye cómo ríen y corretean. Los niños y niñas rebosan energía y vitalidad. Siempre sonrientes, con ganas de jugar y compartir, de enseñarte y aprender.
En este centro, acompañaba y asistía a las cuidadoras (housemothers) en sus tareas, en particular, a las que se encargaban de los niños con necesidades especiales. Recientemente, estos niños habían empezado a recibir visitas de una fisioterapeuta con la que hacían ejercicios de movilidad, equilibrio y fuerza. Cuando las niñas volvían del cole y tenían tiempo libre (después de hacer los deberes y todo su ritual de quehaceres), venían a buscar a la nueva “visitante” a la que querían conocer un poquito más y con la que querían compartir sus tesoros, entre ellos, las cartas que recibían de “sus papás de España”. La ilusión en sus ojos cuando leían sus cartas y la emoción con la que escribían sus respuestas no tiene precio. Por supuesto, no faltaban las danzas los fines de semana, ellas estaban a la última, conocían la coreografía de los últimos éxitos oriyas y se esmeraban en ponerme al día. A cambio, querían conocer los nuestros. He de decir que no es mi especialidad: los únicos bailes que les supe enseñar fueron el “Aserejé” y el “No rompas más”. Estos intercambios eran de lo más divertido.

Después, fui a G. Udayagiri, donde se encuentra el mayor centro de acogida de niñas de SMSS. Nunca llegué a contarlas de una en una, pero la sensación era que había unas 200. Aquí es donde más aprendí y más me empapé de todo. Todas estas niñas se convirtieron en las mejores profesoras de oriya, religión, historia y filosofía. Aquí es donde empecé a conocer de verdad y a entender su cultura, donde más integrada me sentí. También es donde empecé a tomar nota de las deliciosas recetas de Shanti y donde aprendí a contestar a la pregunta “Kono kono kailo?” (¿Qué has comido?).
En este centro las niñas conviven con las mujeres del Swadhar. Las mujeres participan en lasLavando tareas del centro y además en algunos programas de formación. Durante mi estancia se estaban planificando los talleres de formación de velas (candels), detergentes (White phenyle making) y costura (tailoring).
Además de vivir y compartir con ellas, mis tareas en este centro consistían en el seguimiento del uso responsable del agua y las labores de saneamiento. Como novedad, se había construido hacía poco un lavadero, que las niñas empezaban a usar y junto a él instalamos a cubierto tendederos para los días de lluvia cuando llega el monzón.

La siguiente parada fue en la zona rural, en Pasara, donde se desarrollan una gran variedad de programas: desde proyectos relacionados con la salud, a microcréditos y educación no formal.

El programa de salud cuenta con visitas del médico a las aldeas de los alrededores, donde los vecinos esperan su turno para pasar consulta al aire libre con el doctor. Además, se organizan jornadas dentales y oftalmológicas, en las que especialistas en la materia acuden al Hospital de Pasara. También se hace un seguimiento del estado nutricional de los niños de la zona.

En cuanto a la educación no formal, hay un montón escuelas repartidas por los pueblos cercanos a Pasara en las que los niños aprenden inglés, un idioma que no suele llegar a las zonas rurales pero que puede resultar determinante para su futuro.

Y, por supuesto, mi lado veterinario fue feliz cuando nos tocó visitar las granjas de la zona donde pude conocer a algunos de los participantes del programa de microcréditos. Gracias a este programa se ha dado un pequeño empujón a aquellos que han querido apostar por la creación de negocios locales, por ejemplo, comprando alguna vaca o unas cuantas cabras, ya sea para producir y vender leche como para trabajar los campos.

Pasara

Dicen que la India rural es la auténtica India…  a mí cada rincón de la India me pareció auténtico pero, en cualquier caso, recorrer las aldeas de las áreas rurales es sumergirse en otra dimensión, vivir pasado y presente al mismo tiempo.

Por último, visité los centros de Gopalpur on Sea, un pueblecito pesquero que ha sido azotado más de una vez por el temporal. Es un lugar que rezuma paz y tranquilidad, allí se encuentran el centro de personas mayores y otro centro de acogida de mujeres (Swadhar), no muy lejos el uno del otro. Las mañanas las pasaba con las mujeres, las acompañaba en sus tareas diarias y participaba con ellas en las actividades de formación. En ese momento estaban en marcha las clases de costura y de informática. Además, las mujerActividades

es también preparaban bolsas de papel reciclando periódicos y

utilizando pegamento casero, que posteriormente vendían para su uso en el mercado.

Training

 

 

Por las tardes, volvía a la residencia de ancianos, donde estaba instalada. Con ellos compartía muchos y muy buenos momentos. El mejor momento del día, sin lugar a dudas, era la hora de la puja (oración). Un momento mágico, emocionante y cautivador. Un momento precioso en el que todos nos fundíamos en un solo ser, cantando, bailando y tocando instrumentos de lo más variopinto. Toda una celebración.

Tras haber visitado todos y cada uno de los centros, y después de haber podido participar aunque fuese un poquito
en cada una de las actividades que se estaban llevando a cabo, pude tener una visión global de lo que abarca
este gran proyecto. Me habían contado muchas cosas antes de ir y también había leído mucho antes del viaje
pero, al final, lo que allí encuentras siempre es MÁS. La labor que llevan a cabo SMSS y Amigos de Odisha es
increíble.

Hace ya dos años de esta gran experiencia, volví sin palabras, con la cabeza patas arriba y muchas experiencias e
ideas que dejar reposar. Tenía que entender que todo eso había pasado de verdad, que era una realidad (otra
realidad) sorprendente y distinta y que las cosas pueden funcionar con una lógica diferente. Volví sabiendo que
VOLVERÉ a la India. Y que volveré a Odisha.
Muchas gracias a todos los que hacéis que sea posible, a SMSS por recibirnos con los brazos abiertos y a Amigos de
Odisha por ser el nexo de unión y por todos los esfuerzos que hacéis desde aquí. Creo que todos los que nos vamos,
volvemos eternamente agradecidos.


Publicación escrita por: Amigos de Odisha



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



Últimas publicaciones del blog

En el blog de Amigos de Odisha podrás estar al día tanto de las actividades y eventos que desarrollamos en España como de los proyectos que vamos llevando a cabo en Odisha (India).

Ir al blog

Roscón solidario en Zaragoza_2020

Con motivo de la festividad de S Valero es costumbre comprar un roscón, y Amigos de Odisha lleva ya unos años ofreciendo el “Roscón...

Impresiones sobre el terreno

De María Bernad, que estuvo en Odisha en 2018. Gracias María por compartirlo.

“India, ese país que al podríamos llamar perfectamente continente. Ese lugar tan...

Greetings New Year

Desde la central de SMSS en Bhubaneswar nos llegan “Greetings New Year“- nos envían sus mejores deseos para el 2020.

Un año más, celebrando el...